Conducción en España

    Domingo, 13 Mayo, 2012

    Algunos consejos, reglas y regulaciones relativas a la conducción en España.

    España cuenta con una normativa relativa a la conducción bajo los efectos del alcohol muy restrictiva. Tan solo se permite una tasa de 0,5 miligramos de alcohol por mililitro de sangre, menos que en el Reino Unido donde la tasa de alcoholemia es de 0,8. Los conductores noveles tienen prohibido conducir habiendo bebido, con una tasa de alcohol muy baja a 0,1 mg/l.

    El uso del cinturón es obligatorio tanto en los asientos delanteros como en los traseros.

    Los límites de velocidad recogidos a continuación son de estricto cumplimiento. Es frecuente la existencia de radares.

    Recuerde: el exceso de velocidad y otras violaciones de las normas de tráfico pueden ser multadas in situ.

    La ley vigente en España relativa al uso de los indicadores de dirección en autopistas y autovías es de estricto cumplimiento. Se arriesga a ser multado por no indicar un adelantamiento antes de realizarlo, así como el regreso a su carril tras la maniobra. Asegúrese también de no pisar la línea continua al incorporarse a una autopista o autovía desde una vía de incorporación y espere a que la línea sea discontinua.

    Límites de velocidad:

    Autopistas y autovías; vías para automóviles y carreteras nacionales; vías urbanas

    120 km/h; 90-100 km/h; 50 km/h

    Fianza judicial: una garantía para presentar a la policía en caso de un eventual accidente o infracción de tráfico mayor. Ha dejado de ser un requisito legal en España y la mayoría de las aseguradoras han dejado de ofrecerlas.

    Niños en coches: Los menores de 12 años no pueden viajar en los asientos delanteros sin un dispositivo homologado al efecto. En los asientos traseros, cuando su estatura sea inferior a 135 cm deberán utilizar obligatoriamente un dispositivo de retención homologado.

    Documentación: Lleve siempre consigo su permiso de conducción, el documento de registro del vehículo V5 y un certificado del seguro del vehículo. En caso de que el vehículo no esté registrado a su nombre, deberá llevar una carta del propietario del vehículo autorizándole a su conducción.

     

    Multas: Existen las multas in situ. Asegúrese de obtener un recibo oficial del agente a quien abone la multa.

     

    Drupal 7 upgrade by Enzim Digital S.L..